Capuchino

El Capuchino

El capuchino, proveniente del italiano Cappuccino, es una variante del café como bebida preparado con café expreso y leche calentada con vapor para que ésta haga espuma y quede con una consistencia cremosa.

Mundialmente es una de las variantes del café más aceptadas, pues suaviza el sabor fuerte característico del café expreso con el agregado de leche y espuma.

Origen

El origen del nombre viene dado por su color, pues se asemeja al del hábito de los monjes capuchinos y a su tonsura.

Cuenta la historia que los vieneses prepararon café tras su batalla con los turcos en 1683, para suavizar el sabor de la bebida, le añadieron crema y miel, obteniendo el color característico del capuchino.

Actualmente es una bebida mundialmente popular, en Italia suele tomarse exclusivamente con el desayuno, en otros países, suele tomarse a lo largo de la jornada.

Características de su preparación

Generalmente, el capuchino se compone de 25 ml de café expreso y 125 ml de leche, calentada con vapor en la cafetera expreso para generar espuma.

La textura característica del capuchino viene dada por la espuma, por lo que la leche se debe calentar a no más de 70 grados centígrados.

El capuchino se sirve, usualmente, en una taza de cerámica, preferiblemente de unos 180 ml para mantener su temperatura.

Además de café expreso y leche, suele agregarse un poco de canela o chocolate rallado encima para endulzar el sabor del capuchino.

5 respuestas a «Capuchino»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *