Hemos hablado bastante sobre los beneficios del café, a todos nos gusta y saber que nos hace bien nos hace desear más esa taza de café por la mañana. Sin embargo, todo en exceso es dañino e incluso el café puede ser mortal, es por eso que hoy les diré cuánto café puede matarnos.

Como decía, hemos hablado bastante de las ventajas que presentan los antioxidantes que se encuentran en el café. No se preocupen, no son los mismos antioxidantes lo que puede matarnos, sino el exceso de cafeína.

La cafeína, además de estar presente en el café, está presente en otras bebidas como gaseosas y bebidas energéticas, es precisamente el componente que nos da ese «impulso» adicional para mantenernos despiertos y alerta.

Es justo por esta razón que el exceso en el consumo de cafeína puede ocasionar resultados negativos. De hecho, beber más de 6 tazas de café en un día ya puede provocarnos ciertas molestias como ansiedad, nerviosismo, indigestión e insomnio.

Si bien estos problemas son momentáneos y pasajeros, si excedemos el límite de cafeína soportable para nuestro organismo, ésta puede llegar a ser mortal.

¿Cuántas tazas de café necesitaría para morir?

Afortunadamente, las tazas de café que bebemos regularmente (café americano o guayoyo) presentan niveles relativamente bajos de cafeína. Harían falta unas 170 tazas de café para que la dosis sea mortal.

Sin embargo, si eres fanático de un buen expresso, con unas 90 a 100 tazas de café bastaría para llegar a una dosis peligrosa.

Hay que considerar que estos valores pueden variar, no todos somos igual de resistentes ni nuestro organismo presenta las mismas características, dependerá en gran parte de nuestro peso y estado de salud.

Esto se debe a que la dosis mortal es de aproximadamente 150 miligramos de cafeína por cada kilo de peso corporal de la persona.

Pero esto va más allá, obviando el peso y la cantidad de cafeína por kilo, la dosis mortal también tiene que ver con la velocidad de nuestro organismo al procesar la cafeína, por ejemplo, en niños tiende a ser más dañina ya que la procesan de forma más lenta.

Para un adulto promedio, se deberían consumir los miligramos suficientes en cuestión de pocas horas, hablaríamos de un aproximado de entre 6 y 7 litros de café.

No hay mucho de qué preocuparse

Como ven, las condiciones para consumir una dosis mortal de cafeína deben ser muy específicas, si lo que deseas es llegar a esta dosis, creo que hay formas más fáciles y rápidas de pasar al otro lado.

Recuerda que puedes encontrar más notas curiosas sobre nuestra bebida favorita en nuestro perfil de Instagram: @cafeceros, si te ha gustado nuestra web no olvides dejar tu comentario y compartir el artículo en tus redes sociales.

Si quieres estar al tanto de todas nuestras entradas, puedes suscribirte a nuestro boletín en este enlace.

Y tú, ¿amas el café a morir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *